Misterios del Rosario

Los misterios del rosario son los momentos más importantes de la vida de Nuestra Madre y de Nuestro Señor. Es por ello que durante el Santo Rosario nos encargamos no solo de conocerlos, sino también de demostrarles cuánto los amamos, respetamos y agradecemos por interceder por nosotros.

Existen cuatro grupos o series de misterios del Rosario: los misterios gozosos, los misterios luminosos (que fueron añadidos por el Papa Juan Pablo II en el año 2002), los misterios dolorosos y los misterios gloriosos. Estos a su vez contienen 5 misterios dentro de ellos que son los que nos hacen meditar y aprender de las acciones de Nuestra Madre y Nuestro Señor.

¿No sabes cuáles son los misterios del Rosario? No te preocupes porque yo al inicio tampoco sabía cuáles eran, solo repetía y repetía las oraciones. Es por eso que he preparado este artículo para ti, porque quiero que lo hagas entregando tu corazón y que no sea solo un simple repetir.

Rezar Misterios del Rosario

Aquí te contaré de qué trata cada uno de los misterios del Rosario y cuáles son a su vez los misterios que contienen dentro para que entiendas el mensaje que Nuestra Madre y Nuestro Señor quisieron que entendiéramos.

Comenzaré hablándote del primer grupo de los misterios del Rosario: los Gozosos. Estos se rezan los días lunes y sábados y nos cuentan desde el momento en el que el Ángel Gabriel le anuncia a Nuestra Madre que ella había sido escogida por Dios para Nuestro Salvador al mundo, hasta el momento donde Jesús se pierde por 3 días y es encontrado en el Templo maravillando a los maestros que lo rodeaban con sus respuestas y razonamientos.

Entonces dicho esto, los misterios del Rosario que conforman a los Gozosos son: La Anunciación, La Visitación de María a su prima Santa Isabel, El Nacimiento de Jesús, La Presentación y el Niño Perdido y Hallado en el Templo.

Luego, el segundo grupo de los misterios del Rosario son los Luminosos, que nos hacen revivir los momentos de la vida pública de Nuestro Señor. Estos misterios del Rosario se rezan los jueves y nos hacen meditar desde el momento en que Jesús fue bautizado en el Jordán, hasta la Institución de la Eucaristía donde Nuestro Señor durante la Última Cena con los apóstoles les ofreció pan y vino, que se habían transformado en su cuerpo y su sangre.

Los misterios del Rosario que están dentro de los Luminosos son: El Bautismo, las Bodas de Caná, El Anuncio del Reino de Dios, La Transfiguración y por último, La Institución de la Eucaristía.

Biblia con los Misterios del Rosario

¿Recuerdas que te mencioné que fueron añadidos por el Papa Juan Pablo II en el año 2002? Antes solo existían 3 grupos de misterios del Rosario, hoy en día rezamos 4. El motivo es sencillo: faltaban momentos decisivos de la vida de Nuestro Señor.

Luego, tenemos el tercer grupo de misterios del Rosario: los Dolorosos.

Durante estos misterios del Rosario somos capaces de presenciar y de acompañar a Nuestra Madre y a Nuestro Señor durante todos los momentos de la Pasión. Se rezan los días martes y viernes y comienza con La Oración en el Huerto, el momento donde Nuestro Señor comienza a sentir tristeza y angustia, pero eso no lo detuvo. Él aceptó la voluntad de Dios, dejando que fuese la guía de su vida.

Los siguientes misterios del Rosario que están dentro de los Dolorosos son: La Flagelación, La Coronación de Espinas, Jesús con la Cruz a Cuestas y por último: La Crucifixión.

La Crucifixión marca el fin de la Pasión, donde Nuestro Señor muere sobre la cruz en un lugar llamado “La Calavera”, en el medio de dos malhechores. Durante ese momento, Nuestro Señor aún oraba por las personas que tanto daño le habían causado, para que fuesen perdonados por Dios. Es así como este misterio del Rosario nos enseña que siempre debemos dejar el rencor a un lado, mantener nuestro corazón lleno de amor y no de odio por nuestro prójimo.

Por último, el último grupo de los misterios del Rosario está conformado por los misterios Gloriosos. Estos misterios del Rosario se rezan los miércoles y los domingos. Ellos son la mejor demostración de que Dios tiene un propósito de vida para cada uno de nosotros y que, por muy pesada que sea la cruz que tengamos que cargar, siempre saldremos adelante.

Lo importante es entregarnos a Nuestro Señor y hacer que se cumpla su voluntad. Confía en Él, siempre tiene un plan perfecto para nosotros.

Monumento Misterios del Rosario

Dicho esto, los misterios que conforman a los Gloriosos son: La Resurrección del Señor, La Ascensión del Señor al Cielo, La Venida del Espíritu Santo en Pentecostés, La Asunción de María al Cielo y La Coronación de María como Reina y Señora de todo lo creado. Entonces, este grupo de misterios del Rosario comienza a contarnos acerca del momento donde María fue al sepulcro a visitar el cuerpo de Jesús, pero al llegar notó que la piedra había sido removida.

Estando allí un joven vestido de un blanco resplandeciente le dijo a María (y a las otras mujeres piadosas que se encontraban con ella) que el hombre que buscaba no se encontraba allí, que había resucitado y lo encontrarían en Galilea. Luego, Nuestro Señor se le apareció a Nuestra Madre y a sus apóstoles.

Para terminar con estos misterios del Rosario, revivimos el momento donde Nuestra Madre apareció en el cielo vestida del sol, con la luna bajos sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza.

¿Sabes por qué? Porque al finalizar su labor en la tierra fue llevada al cielo, Nuestro Padre quería que se pareciera de una forma más plena a su hijo.

Y así es como junto a Él y junto a Jesús nos cuida y vela por nosotros incondicionalmente, guiándonos siempre de su mano por el camino correcto. Incluso cuando pienses que nadie te escucha o que nadie te observa, puedes quedarte tranquilo, porque Nuestra Madre jamás nos abandonaría. Su amor es incondicional.

Ya sabes cuáles son los cuatro misterios, es importante rezarlos con piedad y meditar acerca de lo que Nuestro Señor y Nuestra Madre hicieron por nosotros. Es la mejor forma de acercarnos a ellos y recargarnos de su fidelidad y amor.

Si te ha gustado esta publicación, recuerda que nos encantaría saber tu opinión o experiencia. A lo mejor tú has rezado el rosario de una forma diferente y puedes comentarla con nosotros… ¿Te anímas? :).

 

 

 


Santo Rosario | 03/08/2018.