Salmo 137

1

Al lado de los ríos de Babilonia,

nos situamos y aun afligidos,

recordamos a Sion.

 

2

Sobre los árboles, en medio del bosque,

enganchábamos nuestros instrumentos.

 

3

Allí los guardias nos pedían llevado cautivos nos pedían canciones,

y nuestros adversarios nos pedían felicidad, diciendo:

Cantad canciones de Sion.

 

4

¿Cómo  vamos a cantar a Dios

en tierra desconocida?

 

5

Si no te recuerdo Jerusalén,

Que mi mano derecha no se mueva.

 

6

Mi lengua se fije a mi boca

Si no te recuerdo mi Señor,

si no ensalzo  a Jerusalén

como origen de mi felicidad.

 

7

Recuerda, oh Dios,  los siervos de Edom

que aquel día en Jerusalén afirmaban: Quemadla, Quemadla

hasta la ceniza.

 

8

Fruto de Babilonia, la desaparecida,

bienhallado el que te retorne el mal que nos cayó

 

9

Bienhallado el que elija a tus siervos y los envié

contra el acantilado.

 

salmo 137

 

El Salmo 137 y Jerusalén son el centro de cristianismo

El salmo 137 es un lamento de aquellos que estaban prisioneros y cautivos en Babilonia,  no solo expresa el dolor que ellos pasaban, también refleja esa sensación de tristeza de quienes no han valorado algo y luego lo añoran a ser quitado de ellos; a su vez, posee una sed de venganza y de castigo a aquellos que dañan a los hijos de Dios.

¿En nostalgia y dolor se mantiene la lealtad ante nuestras creencias? ¿La venganza agrada a Dios?

Dios en su infinita misericordia nos otorga el libre albedrio, la libertad para decidir ante circunstancias de la vida. Cuando se pasan por situaciones de dolor y de tristeza, debemos mantener nuestra lealtad y fe en Dios, solo en él, como hicieron los cautivos de Babilonia que en situaciones difíciles nunca dejaron a un lado la lealtad y la fidelidad a Dios, demostrando que sus talentos solo pertenecen a él.

El señor bendice a sus hijos con capacidades únicas y ante esa bendición solo se debe ser leal, no importa que tanto dolor exista porque si Dios está con nosotros, nada falta.

Claro, aquellos que sucumbían y añoraban épocas pasadas donde podían adorar a Dios de la manera en que querían, se dieron cuenta de la verdadera importancia de valorar lo que tienen en el momento, de agradecerlo, mensaje claro para aquellos que comienzan a hacerlo solo cuando ya no pueden disfrutar de algo que antes si, es por eso la importancia de ser agradecido día a día con nuestro creador por sus bondades sobre nosotros.

Ahora bien, en este salmo existe un pedido de Justicia a Dios, una plegaria, un ruego que demuestra una sed de venganza que no agrada al creador, no importa en qué escenario se esté.

Existe una mezcla de buenas intenciones y malas intenciones; buenas en la lealtad a Dios y malas en la sed de venganza por el daño ocasionado; muchas veces en la vida al encontrarnos en circunstancias difíciles o en momentos en que no estamos para alegrías, debemos entender como hijos del señor que no se está solo para lamentarse, estamos más bien para reconocer que estamos a tiempo de alegrarnos en Dios, que a pesar de estar tristes y sentir que estamos solos, no es así, porque él no olvida a sus hijos así lo refleja el salmo 137.

Por ello que cuando ponemos nuestras cargas en él y entendemos que todo es más sencillo cuando nos abandonamos en Dios, le permitimos que transforme nuestro pesar y nostalgia en una hermosa canción de amor y bendiciones infinitas.

[Total:1    Promedio:5/5]

Pin It on Pinterest