Salmo 138

1

Te rezare con toda mi alma;

Al lado de los dioses te recitaré canciones.

 

2

Me arrodillaré en  tu santuario,

y diré tu nombre con bondad y esperanza,

porque has agrandado tu ser y tu mensaje en todo el mundo.

 

3

El día que te llamé, me contestaste;

ayudaste con fuerza a mi alma.

 

4

Te rezarán, oh Dios, todos los príncipes de la tierra,

cuando escuchen los mensajes que salen de tu palabra.

 

5

Y interpretarán tus canciones por los caminos de Dios,

porque es inmensa  el poder de Dios.

 

6

Porque Dios es bueno y ayuda al pobre,

Más que al pecador

 

7

Si voy por el mal camino tú me ayudarás;

Alzarás la mano contra mis adversarios

Para salvarme.

 

8

Dios me ayudará en todo lo que pueda;

tu bondad, oh Dios, será eterna;

no abandones la obra de tus manos.

 

Salmo 138

 

El Salmo 138 lleva la bondad de Dios

Tu mano lo hace todo bien por mí, así decía la palabra de los hijos de Dios. El salmo 138 está escrito por David para los momentos de alegría con Dios, es una suplica de regocijo para cuando las bendiciones del señor han sido recibidas.

¿Damos gracias a Dios siempre por sus bendiciones?

La fidelidad y el amor de Dios está en todos, dando gracias al señor a través de oraciones es regocijarnos porque él está con nosotros, nuestro deber como sus hijos es agradecerle en todo momento.

En este salmo, se expresa gratitud y fidelidad a Dios, porque sí tenemos razones para dar gracias al creador en todo momento; gracias por sus bendiciones, gracias por su fidelidad, y sobre todo, gracias por su misericordia con nosotros.

Es por ello que debemos en todo momento agradecer y ponernos en manos del señor para que solo el realice su obra en nuestras vidas. Agradecer a Dios que sea un hábito de todos los días, ya sea por lo bueno y por lo malo, ya que esto último causa un aprendizaje sobre nosotros, un aprendizaje que nos manda el Señor, para obrar mejor como hijos de su creación.

Sabemos que él nos ama y lo amamos con el corazón, obedecerlo en todo momento es demostrar que somos fieles creyentes de su palabra y obra en nuestras vidas, con la fe y la convicción de que nuestro padre hace lo mejor para nosotros y nos concede lo que necesitamos para ser felices, para vivir en gozo y alegría, Dios solo quiere que seamos felices, que estemos en paz y en unión con nuestros hermanos.

Si Agradecemos a nuestro señor, ¡veremos que los resultados son maravillosos! Que nos agradecerá por creer en él y sentir que nos ama más que a nada en este mundo, así seguirá derramando bendiciones en nuestras vidas. El señor nos ama como a nadie amo jamás, él lo hará todo por ti, porque su amor perdura para siempre.

[Total:1    Promedio:5/5]

Pin It on Pinterest