Salmo 16

1

Ayúdame, Nuestro Señor, porque en ti creo.

 

2

Oh  eres mi alma, y mi Señor;

Existo gracias a ti mi Dios.

 

3

Para los apóstoles que viven nuestra tierra

como para los fieles que siguen tu camino.

 

4

El mal caerá sobre aquellos que sigan a otros Dioses.

No daré bendiciones  con mi sangre

ni  de mi  boca saldrá sus nombres.

 

5

Dios forma parte de mí y de mi crátera;

tú me ayudas.

 

6

Vivo en un lugar maravilloso,

y estoy feliz con el legado que me has dado.

 

7

Alabaré a Dios que me ayuda;

aun en las madrugadas el libera conciencia.

 

8

A Dios he puesto siempre encima de mi vida,

Porque vive a mi mano derecha,  con pasión.

 

9

Mi alma se alegra,  entonces, mis entrañas  y

mi corazón están contentos;

También mi cuerpo está seguro.

 

10

Porque nunca olvidarás mi alma  cuando muera,

ni tolerarás que ningún fiel vea mi sepulcro.

 

11

Me enseñaras el camino de la vida;

con tu presencia hay alegría,

porque siempre estás a mí a lado derecho.

 

salmo 16

 

El Salmo 16 y Dios forman parte de tí

El Salmo 16 es una oración frente a las amenazas y los peligros que David enfrentaba. Canción de confianza que nos enseña que debemos confiar ciegamente en él y solo en él.

¿Enfrenta la humanidad, al igual que en aquellos tiempos de David las creencias en otros dioses y no en el Único Dios del mundo?

En estos tiempos, al igual que en épocas de David, las personas idolatran y exaltan a otros dioses, en santuarios, incluso se exaltan en la creencia de ellos mismos como dioses capaces de hacer cualquier cosa, al momento de hacerlo pronto se evidencia que no son capaces de cumplir las promesas ofrecidas, personas en el mundo que creen estar en lo correcto pero no es así, pronto en el juicio quieren arrepentirse y se dan cuenta que ya es tarde para hacerlo.

En el salmo 16 David pronto se da cuenta de que las personas creen en dioses que pronto los llevaran a la muerte, por esto David sabe que solo la comunión y la unión con Dios, con el Único y verdadero Dios nos llevara a la alegría, y no al dolor acompañado de muerte como a otros que no creen en el verdadero Dios de Vida.

En esta oración, podemos entender cómo debe vivir y estar un alma que solo creen en el verdadero Dios, como en la alegría y en el júbilo de nuestro corazón al estar con él, y por sobre todo que Dios en su misericordia nos guía por la senda de la vida para vivir siempre en la belleza y delicia a la derecha de nuestro Señor.

Bendigamos a Dios por su grandeza, por sus consejos, y por sus cuidados en todo momento, dar gracias a él y enaltecerlo es uno de nuestros deberes como hijos del único y mas grande, nuestro Creador.

[Total:1    Promedio:5/5]

Pin It on Pinterest