¿Cómo rezar el rosario? Guía completa, paso a paso

Saber como rezar el rosario no sólo implica a aprenderlo de forma “automática” o de memoria, detrás de todo ello hay mucho más. Hay fe, hay amor, hay sacrificio (de Nuestro Señor que dio su vida por ti o por mí) y también hay historia. Hasta que no seamos conscientes de todo ello, no seremos capaces de entender el verdadero y auténtico significado de rezar el rosario.

El acto de rezar el rosario en un momento de reflexión, de amor, de aprender… y sobre todo de conexión con Dios. Pasarán otros 1200 años o se cambiará la forma de rezar el rosario, pero la esencia siempre será la misma. El rosario nos ayuda a contemplar la Vida de Jesús mediante los ojos de Maria.

No honramos a Maria, sino la acompañamos en su largo caminar. Al rezar el rosario, no hacemos otra cosa que pedirle a la Virgen María su ayuda para permanecer en unión espiritual con Jesús, para llegar a él. Es una oración de contemplación que nos ayuda a reflexionar, accesible a todo el mundo, ya seamos clérigos o laicos, adultos o jóvenes, personas con educación o sin ella.

como rezar el rosario con la biblia

Es sin duda una de las mejores formas que tiene el verdadero cristiano, el que vive su vida con dignidad y la afronta con fe y sacrificio, para encontrar la energía y voluntad de continuar practicando el bien, sin desánimo ni pacto con la oscuridad, por todo ello te vamos a explicar como rezar el rosario, de forma sencilla.

Rezar el rosario es una de las mejores maneras que tenemos los cristianos de vivir en la fe ese verdadero amor a Dios en María Santísima, nuestra protectora y salvadora. Es reconocer a través de Ella que Dios interviene en nuestro favor, que no nos abandona ni nos desampara.

El santo rosario tiene la virtud de cambiar los corazones fríos por la angustia y la desesperanza, en corazones cálidos y fervorosos por el amor a Jesús. El santo rosario es el mejor consuelo que podemos encontrar en nuestros momentos difíciles, y el mejor compañero para celebrar nuestras alegrías.

¿Qué es el santo rosario?

El rosario es un rezo cristiano que sirve para conmemorar los 20 misterios de la vida y obra de Jesucristo y de la Virgen María. Se recitan después de anunciar cada uno de los misterios con un padre nuestro,  diez avemarías y un gloria al Padre.

El rosario tiene su origen en el año 800 d. C., y a través de los años ha ido evolucionando y transformándose hasta convertirse en la hermosa manera en que nos hace reflexionar sobre la vida de Jesús y Santa María. Podemos ofrecer nuestras oraciones solos o acompañados sin importar el lugar en que nos encontremos, y por cualquier motivo que consideremos pedirle a la Santa Madre interceder por nosotros.

El santo rosario, tal y como lo rezamos hoy en día, le fue entregado por la Virgen María a Santo Domingo de Guzmán en una aparición en el año 1214, con la intención de combatir los herejes y pecadores de esa época, encomendándole además al santo su enseñanza y propagación de esta devoción. Si no sabes como rezar el rosario, gracias a Santo Domingo y los evangelios nos explican como llevarlo a cabo.

Santo rosario entregado por la Virgen María a Santo Domingo de Guzmán

Esta encomienda que nos fue dada por la Santa Virgen María, está más vigente hoy que nunca ante los tiempos difíciles por los que estamos pasando y que nos exige el compromiso de todos los católicos para fortalecer la fe y preservar nuestras tradiciones.

Cuando rezamos el rosario, dependiendo del país o de la tradición, se asocia a otras plegarias como son las letanías o las jaculatoriasSencillamente son unas oraciones aparte, que se pueden o no rezar junto con el rosario.

Desde un punto de vista riguroso,  las letanias o jaculatorias no forman parte del Rosario ya que así lo establece la iglesia católica, pero la devoción popular hizo que se uniera al rezo del Rosario por lo cual ambas oraciones son opcionales.

Es importante aclarar este punto para no crear confusión. Cada uno tiene la libertad de rezar dichas oraciones o no, ya que lo importante es el sentimiento y el amor que hay detrás de cada rezo. A continuación veremos una breve explicación de cada tipo de estas oraciones ya que forman parte de nuestra cultura cristiana.

¿Qué son las letanías?

La tradición nos dice que las letanías son una serie de alabanzas y súplicas ordenadas y repetidas, con las que rogamos a Dios y a la Virgen María. Sin embargo, es más hermosa la definición de las letanías como “versos  que se dirigen a la Virgen, tal como cuando un hijo le dedica un poema a su madre”.

Son simple y llanamente un conjunto de alabanzas a la Virgen María, una muestra de amor y cariño a la Santa Madre de Dios.Las letanías no solo se utilizan en el santo rosario, pues son en sí mismas un acto de culto, y pueden usarse perfectamente para rendir homenaje a la Virgen en cualquier momento que lo queramos o sintamos la necesidad de comunicarnos con Ella.

Letanías

¿Qué son las jaculatorias?

Las jaculatorias son oraciones cortas llenas de amor y devoción con la cuales nos comunicamos con nuestro Señor Padre, su hijo Jesucristo, la santa Virgen María y al Espíritu Santo, y que tienen como finalidad mantenernos bajo la gracia de Dios, no solamente durante la oración del santo rosario, sino también a lo largo del día, todos los días de nuestras vidas.

Jaculatorias del Rosario

Como rezar el rosario católico completo.

Es muy bien sabido que el modo de rezar el rosario como manifestación de la devoción por Dios no se practica exactamente igual en todos los países o regiones, o no tienen la misma finalidad.

Existen de hecho rosarios diferentes al tradicional del devocionario mariano como el Rosario al Espíritu Santo, o dedicados a devociones específicas como el Rosario de la Divina Misericordia; también existen rosarios diferentes al tradicional y muy regionales como el Rosario Guadalupano, rezado principalmente en México, así como también existe una forma muy reflexiva y de profunda conciencia de rezar el rosario, como lo es el Rosario Meditado, con el cual se busca alejarse de la mera repetición de oraciones sin entender el significado de las mismas, logrando comprender con ello de una mejor manera los misterios que nos revelan los evangelios y que nos describen los hechos más trascendentales de Jesucristo y la Virgen María.

Nos vamos a centrar en el rosario tradicional y clásico, cumpliendo los siguientes pasos que son iguales en todas partes y que te ayudarán a comunicarte con la Virgen e interderá, con Dios Padre. Por lo tanto:

– Signarse

Debes tomar el rosario entre tus manos y empieza haciendo la señal de la Santa Cruz.  Hacemos la señal cruz en la frente, boca y finalmente en el pecho, repitiendo en cada cruz con todo fervor la siguiente oración:

Señal de la Santa Cruz

 

– Credo de los Apóstoles.

Toma con la mano la cruz que está al extremo de tu rosario y reza el credo de los Apóstoles, pudiendo en este momento hacer un acto de contrición (es algo voluntario, no obligatorio, aunque si se recomienda).

Credo de los Apóstoles

 

– Acto de contrición (opcional)

Acto de Contrición– Las cuentas del rosario

Seguidamente, toma la primera cuenta del rosario y empieza a rezar un Padre Nuestro. Verás que a la primera le siguen tres cuentas más, que simbolizan los tres Ave María que debes rezar, los cuales son ofrecidos para aumentar la fe y la misericordia de quienes rezan el santo rosario y el propio Santo Padre. Una vez terminadas los Ave María, finalizas el primer grupo del rosario rezando una sola vez el Gloria.

Esquema para rezar el rosario paso a paso

– Padre Nuestro

– Ave María

– Gloria

Gloria

– Los misterios del rosario

Los misterios del santo rosario los debemos anunciar con solemnidad y en forma respetuosa, pero también con alegría y convencimiento de que nuestras oraciones serán escuchadas por Dios nuestro Señor.

La tradición nos indica que los misterios del rosario se deben rezar en función del día de la semana, y se comienza anunciando el misterio correspondiente a ese día en particular para posteriormente meditar sobre él. Al meditar, debemos recrear e imaginarnos cómo transcurrieron los principales hechos de la vida de Jesucristo y la Virgen María, al tiempo que ofrecemos, agradecemos y solicitamos la intercesión de la Santa Madre por nuestras plegarias y deseos.

Debemos saber anunciar cada misterio según el día de la semana: 

Después de haber anunciado el misterio correspondiente, debemos rezar un Padrenuestro, continuamos con 10 Ave Marías y finalizamos con el Gloria. Terminado el Gloria, entre un misterio y otro se reza una oración Jaculatoria (Opcional) llamada la Oración de Fátima:

Oración de Fátima

Como truco recuerda que siempre se repite la misma secuencia 1 Padrenuestro, 3 Ave Marías. Después 10 Ave Marías, 1 Gloria, Anuncio del Misterio y 1 Jaculatoria opcional por cada meditación del misterio.

Después de haber rezado los 5 misterios que corresponden al día de la semana, o después de haber rezado un misterio si usaste un denario, puedes decir que ya terminaste el rosario.

Para hacer un fervoroso final de nuestro santo rosario, terminaremos con una última oración mientras sostenemos la medalla que se encuentra en el centro del rosario.

Cómo rezar el rosario con las cuentas

– Oración de la Salve

La plegaria que dirás es la hermosa Oración de la Salve, como símbolo de fe, enaltecimiento y respeto a nuestra Santa Madre María:

Salve

A partir de este punto, en función del país o tradición, se suelen añadir o rezar las letanías lauretanas, marianas o bíblicas. Aquí no están incluidas porque nos hemos centrado el rosario clásico, tradicional y más normalizado, pero es importante saberlo porque el conocimiento y el amor de Dios no ocupa lugar.  Ya sabes como rezar el rosario, ahora sólo falta que lo pongas en práctica.

Para facilitar rezar el rosario e igual que la sociedad avanza, la religión también evoluciona a través de la tecnología. Hemos creído importante aportar diferentes aplicaciones  y plataformas que te pueden ayudar:

Rosario de madera para rezar

Ya sabes como rezar el rosario, si tienes alguna duda sobre como rezarlo, hemos hecho una guia diferente por cada dia de la semana:
1. Misterios gozosos (lunes y sábado).
2. Misterios dolorosos (martes y viernes).
3. Misterios gloriosos (miércoles y domingo).
4. Misterios luminosos (jueves).

¿Dónde podemos rezar el rosario?

Se piensa y se sugiere que debes rezar el rosario en un lugar donde lo puedas hacer con tranquilidad y sin distracciones, donde no te interrumpan en tu comunicación con Dios. Pero debemos darnos cuenta que una de las cosas maravillosas que tiene rezarlo es que lo puedes hacer casi en cualquier parte.

Puedes aprovechar las ocasiones en las que vas en transporte público como pasajero, dirigiéndote a algún lugar,  ya sea a tu trabajo, de visita a algún amigo, camino a una excursión, practicando algún deporte, o simplemente caminando por un parque.

Cómo rezar el rosario en la naturaleza

Es hermoso rezar cuando estás sentado en un lugar al aire libre y en contacto con la naturaleza, sintiendo la presencia de Dios en todas las cosas que te rodean. No solo lo puedes hacer en solitario, también es muy reconfortante y hasta poderoso hacerlo en compañía de tus seres queridos, la familia, los amigos, los vecinos o simplemente en casa del Señor junto a todos nuestros hermanos de fe.

¿De qué se hacen rosarios?

Así como existen diferentes formas de rezar el rosario, también existe infinidad de materiales que se pueden emplear para confeccionarlos. Los hay hechos con cuentas de cristal, el más común, pero también los hay confeccionados con semillas de árboles, cuentas de madera, pedazos de rocas pulidas.

Es posible encontrar incluso verdaderas joyas hechas con piedras preciosas y semi-preciosas, o hasta perlas naturales en lugar de las cuentas. Igualmente, las medallas y los crucifijos empleados en lo rosarios pueden ser elaborados con madera o metales de todo tipo como el cobre, el zinc o el estaño, aunque también se puede encontrar crucifijos y medallas hechas de oro o plata.

Cómo rezar el rosario en la iglesia

El rosario más tradicional que utilizamos los católicos está inspirado en el de 50 cuentas que la Santa Virgen le entrego en su aparición a Santo Domingo de Guzmán, aunque también es muy común uno más sencillo que utiliza solo 10 cuentas, llamado denario, y el mismo equivale a una decena del rosario tradicional, el cual tiene el beneficio de su reducido tamaño y que lo hace muy cómodo para que lo lleves siempre contigo.

¡Fabricamos un rosario!

Rezar el rosario en momento único y bonito, imagínate hacerlo por un rosario hecho por y para ti, nunca habrá otro igual. Cada uno será especial y diferente pero todos simbolizan nuestro amor por Dios.

Básicamente, puedes hacer un rosario partiendo de unos pocos y accesibles materiales, solo basta que le pongas interés y ganas de hacerlo. Veras que te dará mucha satisfacción rezar acompañado de un rosario que tú mismo has elaborado. En 10 sencillos pasos tendrás tu Rosario.Denario1. Los materiales. Para comenzar, debes conseguir 53 cuentas de un mismo color, las cuales representan los Ave María; pueden ser de vidrio, semillas, madera o cualquier material con el que te sientas a gusto, pero debes tomar en consideración que al ser constantemente manipuladas con las manos estas cuentas, el material a utilizar ha de ser razonablemente resistente al roce y al desgaste, así como fácil de limpiar. Adicionalmente, debes conseguir otras 6 cuentas de un color distinto al de las otras 53, las cuales representan los Padre Nuestro.

También deberás conseguir un pequeño crucifijo que sea del tamaño adecuado para el rosario.

Para unir las cuentas y el crucifijo, deberás utilizar un hilo de nylon de aproximadamente un metro, preferiblemente del tipo encerado, aunque también podrá emplear el nylon que se usa para pescar.

2. Organiza las cuentas. Debes tomar en cuenta que los rosarios se dividen a su vez en 5 “decenarios”, las cuales son divisiones o secciones que contienen 10 cuentas cada una. Adicionalmente, existe una sección más pequeña que contiene 3 cuentas más. Deberás repartir las cuentas de las Ave María en 5 grupos de 10 cuentas cada uno, y un único grupo con las 3 restantes, colocando las cuentas de los Padre Nuestro en otro grupo aparte.

3.Coloca las cuentas en el hilo. Mide el hilo a utilizar con una regla o una cinta métrica, marcando con un bolígrafo o un lápiz un punto a una distancia de 15 cm a partir de uno de los extremos, y realiza un nudo sobre este punto.  Haz el nudo de un tamaño tal que no permita que las cuentas se corran hacia el otro extremo del hilo de nylon.

4. Ensartar las cuentas con el hilo. A continuación, deslizaras 10 cuentas de Ave María por el extremo más largo del hilo de nylon, cuidando de verificar el extremo largo del nudo para evitar que las cuentas se rueden hacia otro extremo. Acto seguido, haz un segundo nudo al extremo de las 10 cuentas. Debes dejar suficiente holgura para que las cuentas se deslicen con suficiente facilidad, pero sin quedar demasiado sueltas. Esto se hace con la finalidad de que puedas deslizar con facilidad las cuentas un poco hacia abajo cada vez que completes una oración.

5. Coloca una cuenta de Padre Nuestro. Luego del segundo nudo, coloca una cuenta de Padre Nuestro, recordando que esta debe tener un color diferente al de las cuentas de Ave María que ya has ensartado, y haz otro nudo justo después de colocar la cuenta de Padre Nuestro.

Como rezar con el rosario de madera

6. Sigue ensartando 4 decenarios más. Luego del nudo del Padre Nuestro, coloca 10 cuentas más de Ave María. Vuelve a hacer otro nudo y coloca otra cuenta de Padre Nuestro, haz otro nudo y coloca 10 cuentas más de Ave María. Debes repetir este procedimiento hasta que hayas completado 5 decenarios, sin añadir todavía la cuenta final del Padre Nuestro. Al colocar la décima y última cuenta de Ave María, termina con otro nudo.

7. Finaliza la corona del rosario. Deberás hacer un círculo con las cuentas, juntando los dos extremos después del primer y el último nudo, con lo cual habrás formado un circulo de 5 decenarios con dos hilos sueltos.

8. Ensartar la última cuenta del Padre Nuestro. Realiza un nudo a continuación de esta última cuenta.

9. Ensarta las cuentas de las 3 últimas Ave María. Haz otro nudo para que estas cuentas no se salgan de su lugar.

10. Une el crucifijo al resto del rosario. En este punto y luego de haber colocado la última cuenta en el rosario, debes asegurar muy bien el crucifijo a la corona de cuentas, preferiblemente haciendo un doble nudo. Puedes utilizar un adhesivo liquido o un esmalte para uñas transparente para mantener en su sitio este nudo y desecha el exceso de hilo que pueda quedar.

Ya puedes llevar a bendecir tu rosario para que un sacerdote lo bendiga, antes de utilizarlo para tus oraciones.

Para terminar, lee estas bellas palabras que nuestro querido Santo Padre Juan Pablo II dedicó al santo rosario:

Juan Pablo II

Ya sabes como rezar el rosario y como hacerlo. Así que ya no hay excusas para usarlo. Aunque si tienes alguna duda puedes ver este sencillo vídeo que explica cómo hacer un rosario para ti o para regalar.

 

Si te ha gustado este artículo nos gustaría contar con tu opinión. Puedes aportar tu experiencia o ideas para rezar el rosario de una forma diferente y compartirla con todos… ¿Te animas? ;).


Santo Rosario | 03/08/2018.